COMUNICADO DEL PRI


LO QUE MÁS ME HA LLENADO ES LA POLÍTICA: ALEJANDRA DEL MORAL

07 may. 2019



·         Es mi historia, es mi vida; he crecido haciendo política, sirviendo a este país, a este estado y abanderando los colores de mi partido, agregó.

·         Participó en el conversatorio Los libros de mi vida, coordinado por la Secretaría de Cultura del Comité Directivo Estatal del PRI en colaboración con el Tecnológico de Monterrey.

·         El 45 por ciento de los mexicanos lee tan solo un libro al año, afirmó Elena Lino Velázquez, secretaria de Cultura del CDE.

 

 

En su participación en el conversatorio Los libros de mi vida, Alejandra Del Moral Vela, Presidenta del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México, señaló que la política es lo que más le ha llenado: “es mi historia, es mi vida, he crecido haciendo política, sirviendo a este país, a este estado y, sobre todo, abanderando los colores de mi partido con mucho honor y orgullo de militar en él”.

 

“La lectura nos ayuda a las mujeres a salir adelante, a saber que el único techo de cristal es el que nos ponemos nosotras mismas”, enfatizó. La lectura, añadió, nos debe alimentar para conocer más o aprender sobre lo que queremos saber de política o de cualquier otro ámbito de la vida.

 

Aseguró que la realidad política cambia la visión intelectual de muchas personas y es ahí donde la lectura es fundamental. Dijo que “puede moverte, llegar a fibras muy sensibles y cambiar tus convicciones”.

 

Ante estudiantes reunidos en el Salón de Congresos del Tecnológico de Monterrey, campus Metepec, la dirigente estatal expresó que hacer política para acceder al poder debe tener el fin de servir a la gente.

 

Añadió que ser mujer y ser joven no es tarea fácil en la política mexicana, pero “la lectura ayuda a encontrar soluciones, despejar la mente, tranquilizar el alma y, sobre todo, a encontrar motivaciones para seguir adelante”.

 

Subrayó que hay quienes hacen política con una gran convicción e identidad y en la creencia de hacer lo correcto para el servicio público por el bien del municipio, del estado o del país, sin embargo, resaltó, hay quienes hacen política por ego, porque el poder es mucho más fuerte, incluso que el dinero.

 

Aseveró que en todos los sectores de la vida pública, no sólo en la política, se requiere más conciencia, más convicción y menos veletas.

 

El secretario General del CDE, Ignacio Beltrán García, expresó la afinidad que encontró en el libro Orfandad de Federico Reyes Heroles, cuyo padre, Jesús Reyes Heroles, fue un político que tuvo en sus ideales el eje de sus acciones, entre ellos, el gobierno laico y responsable. Abundó que fue un hombre firme en sus decisiones y que siempre buscó hacer las cosas de la mejor manera por el bien de México.

 

La secretaria de Cultura del CDE, Elena Lino Velázquez, coordinadora del conversatorio en colaboración con el Tecnológico de Monterrey, refirió que en nuestro país se lee muy poco. Precisó que en el 2018, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ubicó a México en el penúltimo lugar en lectura entre 108 países.

 

Señaló que la mayoría de quienes leen lo hacen para informarse o por motivos escolares, por gusto la cifra es mínima: 9.2 por ciento. Indicó que la última medición del INEGI sobre el tema arrojó que el 45 por ciento de los mexicanos lee tan solo un libro al año y de las personas que leen, un gran porcentaje comprende muy poco lo leído.

 

Al conversar sobre los libros que han marcado su vida, José Antonio Núñez Ochoa, director del Instituto de Investigaciones de la Universidad Anáhuac, comentó que un estudio realizado por el INEGI sobre el índice de lectura de los delincuentes arroja un dato muy escalofriante: el 78 por ciento de los homicidas en México nunca han leído un libro. Si queremos menos homicidas, entonces abramos más espacios a la lectura, impulsémosla, acotó.

 

Fernanda Rogel Nemer, alumna de preparatoria, resaltó que sin haberse apoyado en los libros nunca habría tenido las oportunidades que ha recibido y llamó a utilizarlos con inteligencia, amor y pasión. “Hagamos de la lectura una aliada y una amiga; una herramienta y una pasión; uno de los mayores placeres de la vida. Invirtamos tiempo en ella y aprovechémosla al máximo. Tengamos hambre de saber y de conocimiento al máximo día a día. Regresémosle el valor a los libros que ellos son el camino hacia el éxito”, expresó.

 

El presbítero Daniel Valdés García, sostuvo que la lectura permite a las personas cuestionar sobre la historia para entender hacia dónde va y también adentrarse en el verdadero sentido de la vida humana. Subrayó que el ser humano se está tecnificando, se está automatizando y olvida que las tecnologías son instrumentos, no son la esencia de la vida.

 

En el conversatorio participó como moderador el secretario de Comunicación Institucional del CDE, Marco Antonio Garza Mejía.

 


Visitar Galeria